ESCUCHA TU HIMNO

ANDALUCIA ES TU TIERRA, DEFIENDE LO TUYO

viernes, 4 de marzo de 2011

ACTO DÍA DE ANDALUCIA


Este es el texto integro de la intervención de nuestro concejal en el Acto del Día de Andalucía celebrado ayer en el Teatro-Cine Colón.


Señoras, señores, autoridades, Amigos todos BUENAS NOCHES

Como todos sabemos, hoy 28 de Febrero celebramos el día de Andalucía y por ello tengo la grata oportunidad de poder dirigir unas palabras, en el Día de Andalucía pienso que no estaría nada bien hablar de política, mucho menos este año de elecciones locales, pues creo que es una falta de respeto para el público asistente. He estado buscando algo que definiera a Andalucía y he localizado una poesía etiquetada por Lola Franco que dice así:

En el verde de tus carnes,
blanco cuchillo de plata
clavó una noche la luna
desgarrando tus entrañas.

Y ocho semillas brotaron
desde el fondo de tu alma
cubriendo de verde oliva
tu tez, morena y salada.

Ocho fueron los suspiros
que se quebraron al alba
con rumor de caracolas
y soles de espuma blanca.


De sudor bajó el olivo
y golpes sobre la azada
forjó la tierra un molino
de ilusiones y esperanzas.

Y en mil redes de tesón
puso el mar peces de plata
navegando sin timón
sobre vientos de añoranza.

La garganta se me rompe
y las palabras me sobran
para pregonar los nombres
de sangre vieja en tu historia.

Pero no encuentro palabras
que puedan cantar las glorias
del arte que se derrama
cada vez que se te nombra.


Andalucía, mi tierra.
Andalucía, señora.
Gitana de piel morena
o niña cristiana y mora.


En cada rincón del alma
guardas el duende que añora
meter entre tus volantes
las penas que te devoran.


Y, desde un balcón abierto
entre acordes de guitarra,
cantarás, andaluz, tus sentimientos
aunque el alma se te rompa.

Y así pasé a buscar algo de definiera mi sentimiento andaluz donde encontré este párrafo de Arturo Fernández Diéguez, que define muy bien ese sentimiento interior que yo personalmente tengo y creo que tenemos todos los que nos sentimos andaluces. Y dice así:

Llevo varios días dándole vueltas a Andalucía. Le he dado vueltas de izquierda a derecha, de arriba a abajo, la he buscado en foros, en libros, en redes, en música, en poemas, en expresiones, en casas, puertas, en corrales y en cal. Hoy, es la celebración política, que no la popular, esta fue un 4 de Diciembre. de nuestro día grande, me reconozco en mí y la busco adentro.
Mi Andalucía es raíz encarnizada, es tierra nacida hace miles de años, es tierra sufrida, peleada, ninguneada, tierra que grita y calla, tierra que llora y canta, que se levanta, pelea y se rebela contra aquél que la ofende.

Y uno la busca cuando está afuera. Cuando estaba lejos la buscaba en los olores, en el blanco de sus casas, en los azules de sus cielos, buscaba horizontes perdidos y golondrinas en los balcones, buscaba macetas y lunares, la buscaba en el jaleo de su gente, en el griterío, en el jolgorio, en la fiesta, pero también la buscaba en el trabajo, en el esfuerzo, en la lucha, en la innovación.

Había épocas que incluso la buscaba en las matrículas de los coches, en un anuncio de televisión, en un cante de la Jurado, en las letras de una comparsa, la buscaba en Machado, Lorca, Juan Ramón, en Carlos Cano, Antonio Gala, en Blas Infante… y en Caparrós.

Pero también la buscaba en mi madre, en mi padre, en mis abuelos, en mis vecinos, en los jornaleros y los señoritos, la buscaba en sus plazas, buscaba torres que se parecieran a la Giralda, mezquitas de cartón y murallas de alcazabas, buscaba aguas saladas y montañas nevadas, buscaba olivos, y de vez en cuando me metía las manos en los bolsillos para ver si aparecía un puñadito de arena de mar y, en las noches, soñaba verde, mucho verde.

De tanto y tanto buscarla me di cuenta que la quería más de lo que yo pensaba, que me reconocía en ella fuera de ella, que sí, que “yo soy andaluz antes que español", y dejo a un lado la política al decirlo. Y ese ser andaluz, en mí, es un sentimiento, un sentirse diferente entre tanta y tanta era de la globalización, es una emoción que hace que la carnecita se te ponga de gallina y un escalofrío te recorra todo el cuerpo cuando estás lejos de ella, e inevitablemente la buscas.

Y ahora pienso que cada uno de nosotros tenemos que empezar a buscarla, pero dentro, no fuera.
Los andaluces y andaluzas sabemos mucho de búsqueda, también de libertad y de represión, de conformismo y rebeldía, de igualdad y diferencias, y en esas diferencias en donde está nuestra verdadera riqueza.

Todos somos andaluces, y tendríamos que estar orgullosos de serlo, levantar la bandera de nuestro pueblo y subir nuestra cabeza bien alta para gritar:
¡Viva mi Andalucía Libre!

Gracias.

0 comentarios:

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP